Un paraguas rojo en París

Un paraguas rojo en París

 

Lleva tu paraguas,  parece que lloverá

Fueron las palabras que marcaron el fin,

O tal vez ¿fue el principio? No lo sé, quizá…

En realidad no estoy seguro, de nada ya.

 

Una mañana grata en París, un paseo

Entre las callejuelas de la gran ciudad

Por los callejones, un paseo pintoresco,

Uno diferente, de esos que valen la pena.

 

No por las avenidas y grandes negocios;

Uno por callejuelas con fachadas de piedra

Un paseo por el París de los viejos

El de los recuerdos y las nostalgias.

 

De repente se cumple la profecía

De aquel fatídico profeta, la lluvia llega

Del bolso mínimo marrón, donde yacía

Salgo, como fuerte soldado rojo a la batalla.

 

Hermosa niña de ojos grises y piel canela;

De larga y abundante cabellera negra.

A quien de la lluvia defenderé con fiereza,

Rechazando a cada soldado de la nube entera.

 

Pero un viento, uno no previsto del profeta

Me arranca de su frágil mano, corre presurosa

Al resguardo de la lluvia, bajo el porche está cubierta

No así yo, el paraguas rojo, vencido en el suelo.

 

Miro pasar corriendo a un lado al otro a muchos más

Ahora ya sin lluvia, heme aquí en la callejuela,

Mientras vacías quedan  las calles y sus piedras

Todos se han ido ya, todos corrieron, nadie hay fuera.

 

Excepto yo, que tras la lluvia, en el callejón

Como soldado rojo, custodiando a la vieja Eiffel

Quede olvidado, como ridículo verso de canción

En una vieja y empedrada callejuela de París.

 

TonnyG

Advertisements

El día del “Sí, acepto”

El día del “Sí, acepto”

 

Hoy, en la alegría del “sí, acepto”

Se ilusionó, pensando que juntos

Caminarían el resto de sus vidas;

Que todos los desafíos serían superados.

 

Son solo dos chiquillos, guerreros pequeños,

Sin experiencia, con amplio horizonte;

Con grandes ilusiones y sueños.

Sin saber de los desafíos adelante.

 

Soñaban el sueño del futuro,

Siempre bueno, siempre brillante.

Sin fantasmas, sin demonios, sereno

Sin imaginar el hambre o el frio distante.

 

Su corazón galopa de felicidad

No existe nada, solo ese momento.

En ese momento sus ojos brillaban;

Ese es el momento del “sí, acepto”

 

Los votos se han hecho, sellando su vida,

Pero en un mundo tan turbulento

¿Qué pasara mañana o después  de eso?

Su fuerza y su confianza pueden ser guía.

 

Pequeños chiquillos soñando ser guerreros;

Armados con su amor van a la batalla.

Contra los dragones del sistema, negros,

Sonoros, de grandes promesas y nulas respuestas.

 

Pero eso será mañana, o después de eso;

Hoy no, no hay batalla, no hay heridas, ni fatigas,

Porque solo hay un momento, sí, uno solo;

Cuando entregas tus mañanas en un “sí, acepto”.

 

TonnyG

 

Mi paso por la vida

Mi paso por la vida

Ahora en un momento tranquilo con mis pensamientos;
suspiro el pasado, la vida no ha sido fácil, nunca lo es.
Pero ¿acaso por eso no vale la pena vivirla?
Tuve hambre y frio, como tú y como muchos otros.

Pude odiar al mundo por sus injusticias,
pude vengarme de los que me hirieron.
Pero ¿No estaría persiguiendo fantasmas?
Y ¿no estaría multiplicando mis demonios?

No quiero multiplicar demonios en la vida
ya hay suficientes infelices sobre la tierra.
Prefiero crear, dar vida, traer luz a la vista
Por eso pinto, pintando se puede tocar la luz.

Sigo caminando, sigo pintando, sigo feliz
La vida… ¡que hermosa!  Ahora que lo pienso
¡Como se mezclan en mi mente los recuerdos!
¡Todos ellos! los grandes, los pequeños.

Se mezclan como los colores en mis cuadros;
los recuerdos malos, los agradables, los buenos
Que de algún modo mezclados, hacen más ligeros
los sinsabores de la vida, alegran los momentos.

Tal como los colores en los cuadros, en las tintas
Y son todos esos matices  los que hacen mi vida;
Esos matices hacen también la vida de las personas.
Soy el resultado de los matices claros y oscuros de mi pasado.

Cuanto cambió la vida, cuantos caminos recorridos,
Y con todo, no dejo de ser ese pequeñuelo de antaño,
amando los paisajes y comiéndolos con los ojos
añorándolos con el corazón, deseando tocarlos.

No sabía a dónde llegaría, aun no sé a dónde llegaré.
Mezclando pigmentos, capturando colores soy feliz;
Creando rocas, sembrando magueyes, dando vida a flores,
Haciendo en una pintura  que la tierra huela a girasoles.

TonnyG

(Una muy humilde descripción de mi Amigo Rafael Huerta Carreón, con cariño y respeto)

Ante los ojos del rey y sus mensajeros

Ante los ojos del rey y sus mensajeros

 

Al gran Xinantecatl se le concedió un trono;
Su trabajo era vigilar el gran valle de Toluca.
El águila, el halcón y el cuervo  sus mensajeros
para vigilar a los hijos de los hombres desde los cielos
Y guiarlos a un futuro bueno, uno de crecimiento.

 El ciervo, el conejo y el lobo, los mensajeros de la tierra,
Para cuidar el bosque, las plantas y su riqueza

Cada uno con su labor, cada uno con su sapiencia
Deberían dar alimento, prosperidad, belleza
Pero los hijos de la humanidad no quieren guía.

 Los mensajeros del rey ya no están
Fueron perseguidos por los hijos de los hombres.
El halcón y el cuervo volaron en huida.
El ciervo y el conejo casi desaparecieron.
El lobo aprendió su lastimoso canto.

 A los pies del trono del dormido rey,
El lobo Canta con la luna, en espera de su regreso
en su intento de hacerlo vivir una vez más.
Oh  gran Xinantecatl, ¿A dónde estás?
Suplica el lobo, en su extenso aullar.

 Los mensajero se fueron, el águila se quedó
Los hijos de la humanidad no quieren guía

El lobo fue valiente, pero el hombre casi lo abatió
El rey solo está  mirando cómo pasan los siglos
Sentado en su trono, observando los tiempos…

El gran valle de Toluca, sigues observando
Seguro estas de tu poder, por eso duermes
Los siglos pasaron, y aun sigues impávido,
Los hijos de la humanidad se irán, desaparecerán
Pero tú y el gran valle de Toluca, permanecerán.

 

TonnyG

Basado en un cuadro pintado por mi amigo Rafael Huerta Carreón, exhibido en el lobby del Teatro Morelos de la ciudad de Toluca de Lerdo, México

Ante los ojos del rey y sus mensajeros

Este poema está basado en un cuadro de un muy querido amigo mio, el maestro Rafael Huerta Carreon y en honor a dicho cuadro, expuesto en el Teatro Morelos de la ciudad de Toluca de Lerdo, México

 

Ante los ojos del rey y sus mensajeros

 

Al gran Xinantecatl se le concedió un trono;
Su trabajo era vigilar el gran valle de Toluca.
El águila, el halcón y el cuervo  sus mensajeros
para vigilar a los hijos de los hombres desde los cielos
Y guiarlos a un futuro bueno, uno de crecimiento.

El ciervo, el conejo y el lobo, los mensajeros de la tierra,
Para cuidar el bosque, las plantas y su riqueza
Cada uno con su labor, cada uno con su sapiencia
Deberían dar alimento, prosperidad, belleza
Pero los hijos de la humanidad no quieren guía.

Los mensajeros del rey ya no están
Fueron perseguidos por los hijos de los hombres.
El halcón y el cuervo volaron en huida.
El ciervo y el conejo casi desaparecieron.
El lobo aprendió su lastimoso canto.

A los pies del trono del dormido rey,
El lobo Canta con la luna, en espera de su regreso
en su intento de hacerlo vivir una vez más.
Oh  gran Xinantecatl, ¿A dónde estás?
Suplica el lobo, en su extenso aullar.

Los mensajero se fueron, el águila se quedó
Los hijos de la humanidad no quieren guía
El lobo fue valiente, pero el hombre casi lo abatió
el rey solo está  mirando cómo pasan los siglos
Sentado en su trono, observando los tiempos…

El gran valle de Toluca, sigues observando
Seguro estas de tu poder, por eso duermes
Los siglos pasaron, y aun sigues impávido,
Los hijos de la humanidad se irán, desaparecerán
Pero tú y el gran valle de Toluca, permanecerán.

TonnyG

Esta es nuestra historia

Antes que lo lean, quiero aclarar que este poema lo escribi por encargo de un amigo como regalo para su esposa, por respeto a ellos solo lo aclaro, con todo como no contiene nombres, es posible que a muchos más les sirva y yo espero que les guste

 

Esta es nuestra historia

 

Dos chiquillos que se encontraron

(La vida o la casualidad querían que jugaran)

En el camino de la vida, se conectaron

Una mirada basto para que juntos caminaran.

 

No fue un cuento, lo digo sin arrogancia,

No hubo magia, pero sí muchos milagros;

No tuvimos hambre ni nadamos en abundancia.

En el matrimonio hay milagros y gastos.

 

¿Recuerdas las noches y los días de angustia?

Siempre a mi lado, siempre apoyando

Como una columna firme, tu día a día

Con temor pero fuerte, nunca fallando.

 

Y ahora el tiempo ha pasado, como un suspiro;

Los niños ya dejaron de serlo, crecieron

Y todo ese cuidado que les prodigabas sin respiro,

Llevó a los niños a convertirse en adultos.

 

Nuestra historia es como la de tantos otros;

Nuestra historia no es extraña o prodigiosa,

Pero es nuestra, tan solo de dos, nosotros.

No la viviría con nadie más, resulto hermosa.

 

Después de tantos años de vivir unidos,

De crear una historia en el camino de ida.

De tantas vivencias, de tantos sueños,

Sigo siendo feliz contigo… contigo vida.

 

Sigue caminando conmigo este camino,

Que no lo quiero caminar con nadie más.

Cuando nuestras fuerzas ya no alcancen

Apoyados uno en el otro caminaremos más.

 

Cuando el momento llegue, serás mis ojos

O seré yo los tuyos,  seré tu memoria

O serás la mía, seguiremos siendo uno en dos,

Paso a pasito seguiremos, será nuestra victoria.

 

Mi amada esposa déjame pedirte.

Si el nuevo mundo llega primero esta vez

¿Vivirás conmigo eternamente?

Siendo así de nuevo, la primera vez.

 

TonnyG

Mi Música

Mi Música

 

En este mundo todo es obscuridad

Todo es vacio, todo es banal

Es un mundo de pestilente maldad

Vil y cruel donde se premia el mal.

 

Pero la música es mi lugar; El lugar

donde puedo soñar, donde puedo…

lejos de la vacuidad, existir y crear;

aun cuando parezca poco cuerdo.

 

Es donde hago vivir acordes y notas

Existencias que al despertar desaparecerán.

Donde los ritmos no tienen alas rotas,

Belleza etérea y fugaz, canciones que morirán.

 

En un mundo vil y lleno de hostilidad,

donde tu propia familia tiene garras y ataca

¿A dónde iré? ¿Dónde está mi realidad?

¿Cuál será mi refugio, mi lugar secreto?

 

Correré a ti por amor, por pasión o necesidad.

Ho quizá porque eres mi refugio, mi lugar.

El lugar donde vivo mi pequeña realidad;

Mi música; el único lugar donde puedo crear.

 

El lugar donde puedo soñar y hace vivir

cosas que al despertar desaparecerán.

Acordes notas y canciones, a elegir;

Ritmos que  danzan a su fin, que volarán.

 

Y volvemos a empezar otro día gris

Una vez más la rutina, la misma de ayer

Donde el cierzo cala y evita ser feliz;

en un mundo oscuro de pestilente de maldad.

 

 

TonnyG y MisaG