Las manos del Pintor

Las manos del Pintor

 

¿Quién es este que con pinceladas recoge trozos de mi alma?

Pregunta la naturaleza notoriamente contrariada

Mirando un paisaje, que invitaba a la calma

Encontrando en este la belleza reclamada.

 

Soy solo yo dice el hábil maestro,

Que solo imito tu soberbia belleza.

Entre el color, la paleta y el tintero

Se asoma humilde, haciendo gran reverencia.

 

No pinta solo el alma de la naturaleza

Pinta la suya propia y ambas danzan,

Pinta con humildad, con gran destreza

Como si de un hábil concertista se tratara.

 

Pinta el pintor, líneas de colores,

Dejando en cada línea trozos de su alma

Pinta rayas sin mirarlas, pinta mirando

Con el corazón, lo que está contemplado.

 

Mira la naturaleza al pintor que le observa,

Mira su espíritu y encuentra tranquilidad,

Mira su alma y encuentra transparente humildad,

Mira sus ojos y en ellos encuentra bondad.

 

La madre de la belleza, naturaleza, su majestad

Complacida ha quedado a causa de su habilidad

En los cuadros del pintor, no solo encontró colores

No había solo formas, estaban vidas, almas corazones.

 

 

Tonnyg

La crónica de una vida vacía

La crónica de una vida vacía

Nada, nada, tras de mi nada

Solo un inmenso vacio, que duele

Que traga, que no deja respirar

Soy víctima de la vacuidad.

Nada, en eso se convirtió…

El anhelo, la esperanza, la vida.

Mi camino despareció frente mí

Se fue, ahora domina la oscuridad.

Frente a mis pasos

Solo hay un inmenso abismo;

Tras ellos pude ver que todo fue

Una enorme e inútil ilusión.

La eterna oscuridad se apodero de mí

Se acabaron mis fuerzas para luchar.

Se fue toda mi intención de correr, de vivir

La muerte a mi oído llega a susurrar.

Estuve ciego muchos años

Imaginando que veía luz y esperanza

Ahora que mis ojos al fin se destaparon

Solo veo oscuridad, real y pesada.

Me hacen escarnio mis esperanzas

Se burlan con carcajada burlona;

Con indiferencia me miran mis sueños

Pobre iluso, dicen, nos creía suyos.

Nada tras de mí, solo el abismo

Nada frente a mí, solo oscuridad

No hay luz para los mortales

No hay futuro, quizá solo morir.

Si aun oyes, si miras, si aun estas,

Si tus oídos no se han hecho pesados;

Mírame, ten lástima de mis lágrimas

Sálvame por favor Dios.

TonnyG

Así como yo soy

 

 

aguila fractal

Así como yo soy

 

Como águila

Uso mis alas y vuelo alto no para huir,

ni con el cielo como objetivo

si no por la libertad que roza mi piel

y para que mi horizonte no llegue al olvido

 

Como lobo

Camino solo por el bosque

entre la niebla matutina

no para acechar, no para esconderme

si no por la frescura que se respira

 

Como ratón

Me siento a mirar las estrellas

En las noches claras de invierno

No para alejarme del mundo

Si no para soñar encontrarme en ellas

 

Como hombre

Tomo la fría nieve con mis manos desnudas

No para entumecerlas ni lastimarlas

Si no para sentir la pureza un instante

Sabiendo que aun hay cosas bellas

 

TonnyG

 lobo-fractal

Nancy

Nancy

 

Difícil me resulta describirte

No quiero, tener un atrevimiento

Que diga aun sin conocernos

Que digno de tu amistad, no he sido

Aun y con riesgo de error decido escribirte.

 

En tu fotografía veo claro lo que todos

Ven, miro dulzura en tus ojos

Miro una profunda paz, que solo viene

Con el tiempo, veo cuanto amor descubres

Y cuanta bondad a todos repartes.

 

Veo además una gran fuerza,

Una que no necesita ser probada.

Una que te mantiene tranquila,

Y que te da la seguridad de saber

Exactamente quién eres.

 

Felicidades, porque no muchos

Logran esa paz consigo mismos,

Y menos aún pueden darla

Como regalo, con imágenes y palabras

A pesar de pasar por tiempos de tormentas.

 

Tus ojos hablan de ti, dicen que eres feliz

Que ahora están tranquilos, que encontraron paz

Que en el pasado, cada prueba quedó atrás

Que no volverá, que te hizo más fuerte,

Sufriste en secreto, pero ahora luz irradias.

 

Cada paso, cada gota de sangre derramada;

Cada lágrima, cada ¿Por qué? Suspirado

Cada grito encerrado en tu corazón

Finalmente terminó, tu Dios escuchó,

Y tu confianza no defraudó, tranquilizó tu alma.

 

Pocas almas hay como tú cuyo brillo,

Cuya paz, es imposible no percibir.

Pocos hay como tú, que dan bondad

A veces sin hablar, otras sólo con sonreír

Que tu Dios te bendiga, que sonría para ti.

 

Porque has aprendido el secreto de vivir,

Porque aprendiste en la vida a ser feliz.

Porque jamás te dejaste vencer,

Porque en medio de una inmensa oscuridad

En el horizonte, siempre pudiste ver tu propio amanecer.

 

TonnyG