Cuando oras a Jehová

                          Cuando oras a Jehová

 

Cuando Oras a Jehová porque bendiga tu alimento,

Pues vendrán a casa sus siervos, leales ellos

-No porque sean parcas tus raciones ni el pan viejo.-

Con amor le sirven, son Tus amigos, tus hermanos.

 

Y el alimento no solo se cuece con un sabor

Que los ingredientes no dan, que solo logra el amor

Notas en tus invitados su relajante alegría

En sus risas, en su bienestar su felicidad.

 

Jehová no solo satisface su necesidad de alimento.

Al nombrarte anfitrión, lleva a cada uno Bienestar

Lleva satisfacción emocional, relajación;

Un ambiente bueno, en este la paz se puede respirar.

 

Cuando después de orar eres feliz, al servir,

al cuidar los detalles  tranquilo, sin ansiedad,

Aun cuando a la mesa no te puedes reclinar

Siendo siervo de cada uno logras felicidad.

 

Entonces lo notas, Jehová escucho tu oración

No multiplico tu alimento, pero fue suficiente

En realidad al mirar la paz, al sentir satisfacción

Lo sabes, su bendición a cada uno alcanzó.

 

-Gracias padre, por escuchar mi oración

Cierto sé que siempre me escuchas, pero

Necesito expresar, con toda humildad, de corazón

Mi alegría y agradecimiento,  por tu respuesta.

 

De cierto sé que no fue el alimento que multiplicaste,

De todas formas con abundancia ya habías bendecido.

Ahora puedo ver, no oramos por más que comer

Oramos porque tu bendición a cada uno alcance.

 

Oramos porque cada uno se sienta realmente

Satisfecho y feliz,  eso no requiere mucho alimento

Requiere mucha bondad, mucho amor, afán de dar

Ahora oramos para decir Gracias padre por escuchar.

 

Compartir con tus siervos leales, con quienes se gastan,

Lo poco o mucho que podamos poseer, lo hace abundante;

Que mires con agrado, que no hay egoísmo en el corazón

Resulta en la verdad “Hay más felicidad en dar que en recibir”

 

TonnyG

Advertisements

Los caminantes de la esperanza

Los caminantes de la esperanza

 foto2 carrito

 

¿Quiénes son esos que por todos lados caminado van?

A todas partes llegan, a todas las casa, las puertas

Casa tras casa, calle tras calle, día tras día no se cansan

Siempre valientes y sonrientes, con un tesoro a cuestas.

 

Son estos leales, los caminantes de la esperanza

Se los llama publicadores, misioneros, precursores.

Su tesoro es biblia, su Dios es su fuerza;

Son un ejército de muchos idiomas y colores.

 

Los hay jóvenes y los hay viejos, hombres y mujeres,

Sanos y enfermos, en las calles y en sus casas,

Por teléfono o carta Predican aun en los hospitales.

No cejarán en su afán, de llevar esperanza a los demás.

 

Viven en países ricos y pobres, fuertes y débiles;

en lugares con paz y en lugares con guerra.

Entre violencia se mueven, en riesgos constantes

a todos llevan esperanza, en predicar no hay tregua.

 

Estos fieles y leales caminantes de la esperanza

Estos fieles y leales Testigos de Jehová;

Quieren ser leales como el Cristo, a su semejanza

Mostraran su amor por su Dios, quien salvará.

 

Van en auto, en avión, en bicicleta y a pie;

Por la ciudades, los pueblos, selvas o desiertos,

van adonde sea que haya quien escuche;

cerca o lejos, por paisajes hermosos o insertos.

 

Nada los detiene, ni la burla, ni el habla mordaz

Con la bendición de Jehová, su mensaje encontrará,

Una oveja aquí, una más allá, sí, tú lo veraz.

Vida eterna para ti, Gloria y honra para tu Dios Jehová.

 

 

TonnyG