A mi hijo cuando ya creció

Cuanto has crecido, en verdad cuanto

Desde ese chiquillo travieso hasta ahora,

Que en hombre te conviertes, creciste tanto.

Solo parpadeé una vez…  memoria traidora.

 

¿Qué paso y como fue? No lo sé

Pasamos de los cuentos infantiles

De los juegos y tareas, a las metas.

A las conversaciones serias de hombres.

 

Tal vez faltaron más besos y más abrazos;

He sido lo mejor que puedo para ti.

Con todo y dentro de mis mil defectos

Di lo mejor de mí, lo que sabía y lo que aprendí.

 

Probablemente pude ser mejor…

Ser mejor padre, mejor amigo, mejor guía

Y es seguro que me falto tiempo y color

Para oír, para jugar, para reír en tu día a día.

 

También se que muchas veces

No estuve a la altura de tus expectativas,

De tus sueños, de tus metas ni tus ilusiones;

Ni te di tanto como quería o como deseabas.

 

Pero lo que sí sé es que fui lo mejor

que pude ser, con mis errores y defectos

con mis inseguridades, pero con amor.

Te ame como soy, no hay padres perfectos.

 

Tengo miedo sí, de no estar ahora a la altura,

No de lo que quieres, si no de lo que necesitas.

Tu horizonte ahora se muestra con su anchura;

Tus decisiones serán tu vida, dulces o amargas.

 

Ahora has crecido, te conviertes en hombre

Con horizontes amplios ¿Qué clase de hombre serás?

No lo sé, espero mejor que yo y más constante;

Con mejores alas, mejores sueños y metas.

 

No que seas más alto, que lo eres en verdad…

Que seas más grande y sabio así de simple y llano

Con mejor corazón, con más humildad y bondad;

Más hombre, más hijo, más humano.

 

Cada día le pido a Jehová en silencio

Te de un espíritu humilde y fuerte;

Un corazón leal, completo y sabio,

Un alma firme, libre y constante.

 

Ahora caminaras al horizonte tu camino…

Pero no temas,  nunca estarás  solo,

Yo estoy contigo, seré sombra y cobijo…

Seré el viejo, tu padre y si lo requieres consejero.

 

Pero aun si yo te fallara, una vez más;

Él no falla, no muere ni se cansa,

Jehová no te abandonara si no le abandonas.

Es amigo leal y padre atento a la oración que se alza.

 

Si cuando me vaya me recuerdas…

Sábete que me falto vida para amarte

Pero gracias;  Entre todas las cosas no olvides

Te ame como a nadie; Di lo mejor para guiarte.

 

TonnyG

Con amor para mis Hijos Marlon Abisai y Misael

 

guia

 

Advertisements

Con uñas y con dientes

Con uñas y con dientes

Si  atrapada te sientes de repente

Como en miles de horribles pesadillas;

Si no hay donde correr, donde esconderse

Si no hay más caminos ni escapadas;

 

Si los sueños se fueron  volando lejos,

Si  la horrible oscuridad te cercó,

Si  espectros de pasados o futuros

Quieren atraparte sin aliento.

 

No corras, no huyas, pelea;

Pelea con uñas y con dientes,

Pelea como puedas, pero pelea.

Pelea por tu alma y tu corazón.

 

Si la vida ya no es tan inocente

Y  el aire se torna pesado, si respirar duele;

Si duele vivir hasta dejarte inconsciente

Y los suspiros son gemidos y duelen.

 

Si el tiempo se comió tu niñez dulce;

Si tu libre adolescencia pasa volando

Y tus días se hacen grises, sin guía ni cauce

Dejando sin color tus pasos, tu futuro atando.

 

No corras, no huyas, pelea;

Pelea con uñas y con dientes,

Pelea como puedas, pero pelea.

Pelea por tu alma y tu corazón.

 

No te quedes sin color ni sueños;

No te quedes atrapada, ni llores,

No mueras a merced de los tiempos.

Vive, sonríe y pelea con uñas y dientes.

 

No pierdas de tu carácter la dulzura;

Crece y se adulta sin perder la inocencia.

Llega  a nuevos horizontes sin amargura;

Vuela a tus sueños no les veas en lejanía.

 

TonnyG

 

Las cosas de la vida

Las cosas de la vida

 

Aquí me encuentro, sentado, meditabundo

Tratando de escribir sobre las cosas sencillas;

Sobre las pérdidas que sabiéndolas

No deseamos saber, de las que dudo.

 

Y me pregunto ¿Por qué sabe tan bien un buen café?

¿Quién lo invento y en quien pensaba mientras lo hacía?

Pregunta tonta, cierto, que me hace sonreír este día;

¡Pero qué bien sabe! Seguro dirás ¡que gracia! Lo sé.

 

Mientras miro tus ojos en amena conversación,

Hablando de todos esos temas tontos con mucha fe;

Enzarzados en las cosas cotidianas y una taza de café,

Mirando por la ventana, la lluvia salpicando el balcón.

 

Recuerdo también lo reconfortante de un chocolate

Mientras afuera o alrededor, hay frio, nieve y recuerdos.

Con chocolate todo sabe mejor, no hay dedos helados;

Con los amigos, no hay noche fría, ni plática que harte.

 

Las risas, las carcajadas de mil cosas bobas y tontas,

Los chistes sin chiste que nos hacen reír hasta llorar.

No sé qué reconforta más, el chocolate o reír, gritar

En la compañía de quienes amas, son familia, lo notas.

 

¿Por qué se van las cosas buenas? Las mascotas, Los amigos

De repente viene a mi mente, mi vieja chimuela, que suerte

Mi vieja labrador, Popis mi compañera fiel, como nadie;

Me acompaño hasta en mis momentos más oscuros.

 

A veces uno olvida que la vida envejece y se termina.

Cierto, lo sabes, lo hueles, lo miras cada día;

En las flores, la hierba, sabes que tu boleto es solo de ida,

no piensas en ello, hasta que el fin te alcanza en la esquina.

 

Las flores se marchitan, el café se termina, los días se acaban,

los amigos se van, se callan las risas, mueren las mascotas;

El frio, la soledad, la lluvia, el vacio, regresan donde estas.

Pero los recuerdos, las lecciones, esos se quedan, siempre están.

 

TonnyG

Cuento El viaje capitulo3

Capitulo III

Mundo 3 Plantas Peligrosas

Por: Antonio García Mendoza (TonnyG)

 

Esta vez caí en un tiempo y dimensión, muy parecida a la de esta donde escribo la historia de mis viajes, Natsuki es en esta dimensión mi esposa y tengo dos hijos, como en el primer caso, la primera reacción al empezar a unirse mis estados consientes fue de total desconcierto y confusión, pero en unas horas ya estaba logrando separar las vivencias de mundo uno, con su supertecnología y mundo dos con sus flores verdes.

No hay mucho que decir de esta dimensión esencialmente igual a esta donde se lee esta experiencia, las condiciones de vida eran prácticamente iguales, las casas de concreto, escuelas de gobierno, personas sanas y enfermas, contaminación similar, uso del petróleo en combustibles y derivados, animales más o menos iguales, plantas verdes con flores de extrañas formas, cierto es que también existen flores de muchas formas y tamaños y colores, pero en ese lugar las flores en verdad eran extrañas, por sus formas, sus colores, algunas cambiaban de color según pasaban las horas del día, había muchas carnívoras, algunas tan grandes que podían comerse un gato mediano, otras que como en el caso de nuestros hongos, eran un tema aparte pues eran plantas en el sentido de que tenían raíces, hojas, ramas y flores, pero las de esta clase todas eran trepadoras, unas producían de sus flores un aroma casi hipnótico, sumamente hermoso, que atraía animales o insectos pequeños, tenían ramas normales, mezcladas con otras llenas de espinas, estas eran las peligrosas, pues en el momento en que se hacia presión en ellas, se envolvían alrededor del animal y se convertían en una bola de espinas compacta, las espinas tenían doble función, había unas espinas curvas y robustas, estas sujetaban a la presa, había otras un poco más chicas y delgadas pero sumamente afiladas, estas inyectaban un veneno paralizante mezclado con una enzima digestiva de acción rápida y las últimas más pequeñas más afiladas y huecas, estas últimas entraban en el cuerpo de la infeliz victima y drenaban todos los jugos, muy parecido a como lo hace una araña, en unas horas las enredaderas con espinas aflojaban poco a poco y lo que quedaba era un saco de piel reseca con huesos que o bien caía de inmediato al suelo o quedaba unos minutos colgado de las espinas, para un ser humano adulto enredarse con estas era muy doloroso, pero no mortal, para un niño podría ser peligroso, también producían un fruto con una aroma delicioso y un sabor más delicioso aun, al fermentarlo se producía un licor de un sabor suave, pero que muy fácilmente embotaba los sentido y emborrachaba en cuestión de minutos a cualquiera, el sabor del fruto logro que algunos animalillos se adaptaran a vivir de ellos, aunque a muchos les costaba la vida, se le podía ver saltando entre las ramas sin espinas y protegiéndose de sus enemigos cerca de las que si tenían espinas, su apariencia era de pequeños monos, pero tenían un caparazón duro y flexible como formado por placas o escamas a lo largo de la espalda, si tocaba una rama con espinas por accidente y lograba enroscarse como un armadillo, las espinas solo lo sujetaban pero no causaban más daño, entraba como en un letargo para no asfixiarse y cuando la planta aflojaba, caía al suelo y despertaba, en unos minutos estaba trepando nuevamente de forma alegre, estos animalitos se domesticaban y eran excelentes mascotas, además que podían ser usados para bajar el fruto de esta enredadera. Otras enredaderas de esta clase tenían toda clase de trampas, una producía una flor blanca, que estaba como en una charola verde, en el momento en que un animalito llegaba al centro de la flor, la entera charola se cerraba sobre la victima como si tuviera un resorte y se hacían visibles una gran cantidad de espinas bien disimuladas sobre su superficie y la victima era digerida, otras como medusas tenían tentáculos venenoso para paralizar y digerir a su presa y otra que me llamo a la atención era una pequeña enredadera que se especializaba en insectos, pues sus flores cambiaban de color de acuerdo al insecto se acercara, haciéndose más atractiva para él, cuando el insecto quería huir, siempre era demasiado tarde, proliferaban tantas plantas de esta clase, pues según pude darme cuenta su suelo no era en realidad muy fértil aunque había mucha humedad, sin excepción, todas las casas tenían el techo en dos aguas, y todas sin excepción eran impermeabilizados con una sustancia gris, de modo que los pueblos y ciudades, los edificios y toda construcción, tenia techo de dos aguas y era de color gris, mi vida en este lugar parecía ser tranquila, pero el ambiente esta muy húmedo, pues llovía casi todo el año y cuando no llovía, estaba nublado, solo se veía el sol un mes al año y este mes era tiempo de fiesta, mi matrimonio con Natsuki de esta dimensión era normal así mismo las actividades de mis dos hijos.

Yo soy Otoño

otoño-de-nuevo-wallpapers_20233_1920x1440

Yo soy otoño

 

Yo soy otoño

Pues pinto de dorado los árboles

Y tapizo de marrón las calles;

Soy precursor del frio invierno

Soy ligero soy maduro, no viejo.

 

Yo soy otoño

Tengo en mi haber tu nostalgia

Mirando cuando la última hoja caiga;

Traigo a tu mente los recuerdos

Tengo tu suspirar, por pasados muertos.

 

Yo soy otoño

En mi poder está el hechizo de la luna

Que embelesa, que distrae y transporta.

Soy quien detiene el tiempo, el recuerdo

Con tu mente juego, contigo me pierdo.

 

Yo soy otoño

Amo de los vientos, de las hojas secas

Dueño las lluvias marrones y doradas,

Guía de los suspiros y lejanas nostalgias,

Quien trae las cosas que creías olvidadas.

 

Yo soy otoño

No tengo la frescura de la primavera

Ni el calor juvenil del verano en mi queda;

Soy el maduro, el de alimento y cosecha,

No el viejo del invierno que con frio asecha.

 

Yo soy otoño

El amigo que al oído te aconseja;

Quien te dice: “no desperdicies la vida”

Anuncio que un año más pronto acaba

Oye:“Disfruta tu vida, pues la vida se apaga”.

 

TonnyG

Hoy Terminamos

Hoy Terminamos

 

Hemos terminado y para siempre,

No me interesa más esta relación;

Me apena decir que esta situación

Me tiene angustiado, seguro lo notaste.

 

Pasamos mucho tiempo juntos;

Paseamos alegres, creamos  recuerdos,

Me acompañaste en todos lados.

Muchos de esos días fueron buenos.

 

Debo reconocer que en mis peores días

Estuviste cerca, en silencio, me mirabas;

No decías nada, ¿Qué podías decir? Observabas.

Lloraste mis tristezas como reíste mis alegrías.

 

Pero también sabias que este día llegaría.

Caminar juntos no podía ser eterno;

Fiel compañera fuiste,  lo sé, lo entiendo.

Con todo sabias bien que esto terminaría.

 

¿Qué puedo decir? Adiós, sí, es lo mejor

Y por tu lealtad se que te debo una explicación.

 La respuesta es sí, terminar es la mejor solución;

No la más fácil, pero decir la verdad eleva el honor.

 

Hoy termino contigo. Mi hermosa soledad;

Compañera de todo tiempo, leal y bondadosa;

Me voy a causa de una princesita hermosa

Que me robo el corazón en verdad.

 

No quiero ser cruel contigo, te debo mucho

Tu compañía, tu silencio y tu sabiduría.

Sin afán de ofender, volver contigo no querría

Soy feliz con mi princesita, ahora por ella lucho.

 

Adiós mi soledad, espero sea esta vez hasta nunca

Me voy, me alejo por un camino diferente,

Sin rencores me despido, algún día podre verte;

Pero será en muchos años, en la hora de mi muerte.

 

TonnyG

Paso por mi pasado

Paso por mi pasado

Ahora que sonreía, que cantaba, que me sentía seguro;

Ahora que  no creía que el pasado me acechaba

He tenido que caminar, en mi pasado; Por lo duro

De los recuerdos, regresar a las heridas de una guerra ganada.

Camino por mis recuerdos, por sus lapidas, aquellas

Que cual muertos, en el pasado yo quería enterrados.

Sí, los enterré, pero  revolotearon, regresan como espectros.

Los viví, los maté o me mataron,  estuvieron callados.

Camino por los laberintos de mi memoria;

Vuelvo a sangrar por las afiladas piedras.

Esas que antaño fueran crueles, sentí que moría

Crueles palabras, crueles acciones, crueles personas.

Sigo caminando y en mi camino dejo gotitas de sangre;

Gotitas de un corazón que creía sin penas, curado,

¿Qué es esto? Si ha pasado ¿Por qué el dolor es grande?

Gotitas de sangre, gotitas de vida y mi vida de lado.

¡Ya basta! Ya déjenme por favor;  En silencio he clamado

Doy mis lágrimas en un suspiro, ¿se acabo mi futuro?

Y los fantasmas atormentan y revolotean a mi lado.

¡Ya por favor! ¡Déjenme, váyanse!  Digo en un suspiro.

Mis recuerdos han llegado a ser para mí, una caverna negra;

Que me atrapa en la oscuridad, que me atormentan.

Son gritos en el silencio, voces apagadas, mi alma que sangra

Son una niña, una adolecente y una joven que se lamentan.

Camino por mi pasado
entre múltiples piedras afiladas;
que ahora como antes, siguen abonando
con mi sangre, flores apagadas.

Paso por mi pasado, pero no deseo hacerlo,

Deje los recuerdos enterrados y enterrados los quiero.

Paso por  mi pasado y sigo temiendo, solo verlo.

Cuando todo lo que quiero es verlo muerto.

TonnyG