Pintando recuerdos

Pintando recuerdos

En sueños evoca un jardín secreto,
En sueños también pinta las flores,
Pinta sueños; pinta flores de colores.
Se deja llevar por los recuerdos
Le dan alas, las alas de su amada.

Sin querer deja escapar un suspiro
que en el viento cobra vida,
se dispersa, se vuelve miles
de destellos;  estrellas con alas,
mariposas  de colores, mariposas doradas

Su mirada antes nostálgica, dirigida a nada
Con el suspiro se cierra, los parpados caen
Y en la negrura que producen mira el universo,
en el universo encuentra a su amada
Ella, el objeto de su inmensa nostalgia.

Ella, la estrella anhelada, la vida y la muerte
El ave sin ataduras, sin jaulas;
En sus recuerdos se vuelve polvo dorado
En su mente la palidez de un fantasma
Solo una lagrima, un destello en su mirada.

TonnyG

Advertisements

Murió el viento

Murió el viento

 

Murió el viento y la vida está en calma,

Dejó de soplar, aquel que nubes paseaba

Ya no mueve las hojas,  ya no tiene alma.

Murió aquel que a la eternidad amaba.

 

Murió el viento, ese poderoso en tempestad

Es que agitaba los mares, que arrancaba arboles;

Aquel que furioso bramaba, arriba en soledad

Ese que no necesitaba ayuda,  subía los andes.

 

Se cayó, quedo en silencio, ese que era suave brisa

Aquel que con dulzura besaba tu rostro, tus labios.

No alborotará más tu cabellera,  jugueteando con risa;

No mueve más  tus ropas, ni acaricia tus manos

 

Murió el poderoso que se creía eterno

Murió aunque creía tener alma de fuego.

Se quedo dormido, se convirtió en ciudadano,

Habitante del silencio,  no ve la vida, quedo ciego.

 

No moverá más las hojas, ni alborotara cabellos

No silbará entre las rendijas su melodía;

No subirá por laderas, o valles, no está en ellos;

Quedo mudo, el poderoso murió en un día.

 

Murió el viento, se ha quedado ciego

Murió el viento, su rugir quedo quieto

Al final llego, es habitante del silencio

Ciudadano del olvido, y en el olvido tomo asiento.

 

TonnyG

Había una vez

Había una vez

 

 

 

Había una vez, así inician los cuentos;

Que dos hojas en el viento se encontraron,

Al verse una a la otra,  al fin se enteraron

De que su fin había llegado, con pasos lentos.

 

 

Qué extraña coincidencia pensaba la una;

La vida es corta, y más la de unas hojas.

Un día vestida de verde, junto a flores rojas

Y otro de color ocre, volando hacia la luna.

 

 

La otra hoja le miraba y en su corazón decía;

La vida ha sido buena,  estuve rodeada

Siempre de las más hermosas compañías,  visitada

Por mariposas, y niños,  llenos de alegría.

 

 

El viento dueño de su viaje,  último en su vida

Las acerco, y la hizo danzar. Más que hojas

Una pareja parecían;  La danza del  olvido de las hojas,

El suave arrullo del adiós, el fin del viaje de ida.

 

 

No hablaron entre ellas, mudas estaban

Sin ojos se miraron, y sin lagrimas comprendiendo,

Que la vida es bella, que es bueno el camino andado;

Que si en las manos de la eternidad de encontraban.

 

 

Es porque una vez en un suspiro nacieron

Y un suspiro llego a ser el largo de su vida.

Era porque habían vivido. Su viaje solo de ida

Y al fin, al volar en el viento, su fin. Murieron.

 

 

TonnyG